JUGANDO A LA OCA CON LA INFERTILIDAD

Fue hace unos días, en una de esas tardes de primavera lluviosa, en una de esas tardes en las que hay que atrincherarse en casa sin remedio, sin opción a ningún otro plan, cuando caí en la cuenta.
Mientras engañábamos al aburrimiento con un clásico de mesa, supe que llevábamos jugando contra la Infertilidad mucho tiempo. Tres partidas a la Oca, ni más ni menos, nos habíamos echado, así, casi sin darnos cuenta, en el último año.
Y es que una tarde grisácea da para mucho. Mi cabecita llegó a la conclusión de que, con cada nuevo tratamiento de Reproducción Asistida, habíamos sacado el tablero de juego y habíamos retado a una contrincante muy difícil, la Infertilidad. No, no estoy delirando, hablo metafóricamente, por supuesto. Pero me sorprende que existan tantas similitudes entre un proceso tan duro y un tradicional juego infantil. Sigue leyendo

Premio Best Blog

¡No puedo ocultar mi alegría! Y es que tres bloggers a las que sigo me han nominado para este premio. Estoy profundamente agradecida Es un plus de energía para seguir escribiendo, y lo digo absolutamente en serio.
Cuando abres un blog y eres una completa novata (como es mi caso), esperas que en algún lugar del planeta alguien pueda leer tus palabras, aunque sea una sola persona. Y si esa única persona encuentra un ratito de confort en esa lectura, para mí el blog está completamente justificado. No me esperaba una nominación, no se me había pasado ni por la cabeza, ¿cómo podía pensar que mi blog, principiante e inexperto, iba a ser candidato de un premio? Pues la sorpresa se ha multiplicado por tres. Tres bloggers geniales Isa, Patri y María, autoras de los blogs laqueteespera.wordpress.com, loveainarablog.wordpress.com y  migranbusqueda.wordpress.com respectivamente. Mil gracias chicas. Sigue leyendo

Mami, yo quiero un hermanito…

No hay palabras para describir el vuelco que te da el corazón cuando, por primera vez, un hijo te pide un hermanito. La personita que más amas en este mundo, de pronto, un día y casi sin saber explicarse, te pide un bebé al que querer y cuidar. Sus apenas 2 años y medio no le dejaban expresar con palabras toda la ilusión que reflejaban sus ojos cuando nos dijo “¿Cuándo vamos a “comprar un bebé?” ¡Qué gracia nos hizo! Nos estábamos enfrentando a la primera explicación de una lista de “cuestiones difíciles” que sabíamos que algún día llegaría.
Sigue leyendo

Nunca digas Nunca jamás

Lo confieso. No me conozco tan bien como pensaba. Y es que sólo es necesario que la vida te ponga a prueba para descubrirte a ti mismo.
En muy pocas ocasiones me he sorprendido a mí misma haciendo o diciendo cosas que jamás me hubiese imaginado. Pocas veces me he sentido obligada a  juzgar mis actos, mis palabras o mis propios pensamientos. Generalmente, todos y  cada uno de ellos han sido el resultado de convicciones sensatas y de una madurez trabajada, que en raras ocasiones me había fallado.
Ahora, me doy cuenta que es muy fácil pensar como lo hacía cuando la vida es tranquila, sin demasiados sobresaltos que obliguen a replantearte el rumbo.  Es fácil pensar así cuando los objetivos se  consiguen  a base de esfuerzo y trabajo y esa pizca de suerte necesaria te acompaña para alcanzarlos. Es muy fácil cuando la vida te sonríe, a pesar de las adversidades, y sólo te toca agradecer que lo siga haciendo.

Sigue leyendo

¿Y qué si me llaman loca?

En los tres años y pico que llevamos en la búsqueda de nuestro bebé, he tenido que escuchar muchísimas veces “estás  loca” (o “muy loca”, dependiendo del grado de confianza de la persona en cuestión). En otras ocasiones, y a pesar de no soltar la frasecita abiertamente, comentarios algo más sutiles  o gestos faciales más que  evidentes, eran los que sentenciaban el mismo diagnóstico. Y es que todo se resumía en lo mismo: o estaba loca por intuir-presentir-saber que era infértil desde el principio, o por querer ampliar la familia teniendo ya un pequeño, o  por recurrir a Fecundación In Vitro y no “conformarme” con un hijo. La cuestión es que, en opinión de unos cuantos, yo muy cuerda no estaba. Es larga la historia y ha habido muchas anécdotas, pero para mí las que siguen son las que se me han grabado por los siglos de los siglos.
Sigue leyendo

QUÉ, PARA QUÉ, DÓNDE, CÓMO Y CUÁNTO:LAS INCÓGNITAS DE LA MEDICACIÓN II

Continuando con entrada anterior, aquí vamos con la medicación que me prescribieron en la fase de estimulación ovárica de mi último tratamiento.
  • GONAL- F 1050
  • HMG LEPORI 75 UI
  • ORGALUTRAN
  • OVITRELLE
  • AZITROMICINA 1gr
Desde luego, nadie diría que me cuesta, incluso, tomarme un simple paracetamol cuando tengo dolor de cabeza y aguanto hasta que, ingenua de mí, pienso que se me pasará sin más.
Es así… Llega un punto en el camino de la reproducción asistida que asumes que tiene que ser así. De todas formas, asumir que tu barriga se tiene que llenar de “pinchazos” para conseguir un “final feliz”  no significa que se le pierda el miedo respeto que se tiene a la medicación desde el primer día que te dicen que tienes que recurrir a la Fecundación In Vitro. Tomar todos estos fármacos no es (creo yo) para ninguna de nosotras nada fácil. Sabemos los riesgos que corremos haciéndolo, ninguno de ellos está exento de efectos secundarios. Pero aún así, en cada inicio de cada nuevo intento, cuando llego a  casa, tras visitar la farmacia,  lo único que miro del prospecto de las cajas que llevo en la bolsa son dos cosas: Administración y conservación. El resto de indicaciones no me importan las ignoro, simplemente porque ya hemos tomado una decisión: vamos a por todas y con todas las consecuencias. Prefiero ver esas cajas como nuestras “aliadas” (de las que no me puedo fiar al 100%, pero aliadas al fin y al cabo).
Tampoco vamos a engañarnos. El día que me toca ponerme la última “banderilla” del tratamiento me siento la mujer más feliz del mundo, tiro las dichosas cajas a la basura con un alivio tremendo, respiro hondo y rezo para que, definitivamente, sea la última de verdad.

Sigue leyendo

QUÉ, PARA QUÉ, DÓNDE, CÓMO Y CUÁNTO:LAS INCÓGNITAS DE LA MEDICACIÓN

No sé si es la tónica general  o de verdad es así en todas las clínicas, pero nosotros ya hemos pasado por tres diferentes y en todas nos ha ocurrido lo mismo: Desinformación absoluta, o prácticamente nula, en cuanto a  la medicación que debemos tomar las pacientes. En post  anteriores os explicaba por qué decidimos cambiar de clínica hasta encontrar en la que estamos actualmente y los motivos no están relacionados, en absoluto, con el tema de esta entrada. No obstante, creo con sinceridad que debería ser un motivo de “apunte” en las sugerencias de cada una de ellas. Me encantaría, de verdad, que modificaran este aspecto.

Sigue leyendo

ESPERANDO LA “ROJA” PARA EMPEZAR

Empezamos una “nueva espera”. Y es que para l@s que estamos metid@s en TRA hay pocos momentos de desconexión absoluta. Nosotros llevamos 3 años de búsqueda y aunque ha habido momentos en “modo OFF”, siempre se está a la espera de “algo”: una consulta, una prueba,  unos resultados, una llamada de teléfono, un inicio de tratamiento, un nuevo periodo… la lista es muy larga. Pues nosotros estamos en el momento “espera de la roja”. Que dará paso al momento “espera de control ecográfico”. Y que dará paso a otro momento de “otra espera”. Os cuento…

Sigue leyendo

TERCER TRATAMIENTO FIV: VITRIFICACIÓN DE EMBRIONES

Hace días que no escribo… La verdad es que he pensado mucho en cómo hacer esta entrada. He dudado entre contar el proceso mientras iba sucediendo o esperar a que terminase para hacerlo. Finalmente, y a pesar de las ganas de escribir,  he optado por la segunda opción, para poder daros toda la información casi sin “esperas”.
Este tercer tratamiento va a ser diferente a los dos anteriores. Lo hemos comenzado con gran ilusión, por eso de  que dicen que “a la tercera va la vencida”, pero también con mucho miedos por la incertidumbre del proceso en sí.
El planteamiento esta tercera vez consiste en hacer las estimulaciones necesarias para conseguir, al menos, dos buenos embriones  para transferir en “ciclo diferido”.  Nuestros “pequeñines” serán vitrificados para luego recurrir a ellos cuando sea el momento adecuado. Nuestra ginecóloga así nos lo ha aconsejado bajo una premisa muy coherente: Sigue leyendo

El precio de una FIV-ICSI

(Reflexiones….)
Seamos sinceros, con el primer presupuesto que nos dieron para hacer una Fecundación In Vitro casi me caigo del susto. Sabíamos que no iba a ser barato, pero tampoco me había hecho una idea en profundidad de lo que suponía ir a por ello.
En el primer intento, una vez que  has asumido que es la única manera de conseguir ser de nuevo padres,  fuimos  pagando cada plazo marcado por  la clínica sin pensar demasiado. Y es que, en mi opinión, es mejor no pensar demasiado, porque si lo haces corres el riesgo de añadir angustias innecesarias a un proceso inevitable y que ya no es sencillo de por sí. Una amiga, no hace mucho, me dijo (hablando de lo que cuesta la medicina privada) que “el dinero y los cojones, para las ocasiones” Así que, adelante. Está decidido que hay que hacerlo, por lo que sólo hay que concentrarse nada más en que todo salga bien. Si es así, ¿para qué darle más vueltas?

Sigue leyendo